Rh y grupo

 

.

Durante el embarazo, los glóbulos rojos del feto pueden pasar al torrente sanguíneo de la madre a través de la placenta.

Si la madre es Rh negativo, su sistema inmunitario trata a las células fetales Rh positivas como si fuesen una sustancia extraña y crea anticuerpos contra dichas células sanguíneas fetales. Estos anticuerpos anti-Rh pueden pasar de nuevo a través de la placenta hacia el feto y destruir los glóbulos rojos circulantes de éste.

Cuando los glóbulos rojos se descomponen, producen bilirrubina, la cual hace que el bebé se ponga amarillo (ictericia). El nivel de bilirrubina en el torrente sanguíneo del bebé puede variar desde leve hasta altamente peligroso.

19682 copia

 

Debido a que toma tiempo para que la madre desarrolle anticuerpos, con frecuencia, los primeros bebés no se ven afectados, a menos que la madre haya tenido embarazos interrumpidos o abortos espontáneos anteriormente que sensibilizaron su sistema inmunitario. Sin embargo, todos los hijos que ella tenga después de esto que también sean Rh positivos pueden resultar afectados.

La incompatibilidad Rh se presenta sólo cuando la madre es Rh negativo y el bebé es Rh positivo. Gracias al uso de inmunoglobulinas especiales, llamadas RhoGAM, este problema se ha vuelto infrecuente en los lugares que brindan acceso a buenos cuidados prenatales.

Síntomas

La incompatibilidad Rh puede causar síntomas que van de muy leves a mortales. En su forma más leve, esta incompatibilidad causa destrucción de glóbulos rojos sin otros efectos.

Después de nacer, el bebé puede tener:

  • Color amarillo de la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia).
  • Tono muscular bajo (hipotonía) y letargo.

19683 copia

 

Durante el embarazo, hay que determinar el grupo sanguíneo de la gestante, factor Rh, y factor Du.

Se procede a hacer un “screening” de anticuerpos irregulares. En el caso de parejas Rh incompatibles, (positivo él y negativo ella) el test de Coombs indirecto y determinación cuantitativa de anticuerpos.

Si la embarazada no está sensibilizada, el test de Coombs indirecto se repite, a las 24, 28, 32 y 36 semanas de gestación.

Si a la semana 28 se realiza inmunoprofilaxis, ( todos los protocolos en España) o aplique en el Centro de Salud, la inmunoprofilaxis anti D

Entonces no se realizará la determinación a la 32 y 36 semanas, porque es posible que el T. de Coombs de positivo como aplicación de la inmunoprofilaxis Anti D